Подписаться на RSS
Parque Municipal Июн 04

Tras la Guerra Civil española, el gobierno municipal percibió la necesidad de dotar a la ciudad de un parque para esparcimiento de la población local. El hort de Colomer se situaba entre el río Vinalopó y la estación de ferrocarril, siendo el lugar escogido para transformarlo en parque anexionándose con el tiempo otros huertos.

Llama la atención que la propietaria de los terrenos sea la Virgen de la Asunción, lo que se explica por el testamento dado en 1661 por Don Nicolás Caro, que tras quedar viudo, se ordenó sacerdote. Sus últimas voluntades fueron legar a su nieta Isabel Caro el mayorazgo del huerto Real, casas, agua y otros bienes. Dejó igualmente previsto que de romperse la línea sucesora, como así ocurrió a principios del siglo XVIII, el mayorazgo y el vínculo perpetuo sucediera a la Virgen María, bajo la advocación de la Asunción. Las terrenales posesiones de titularidad divina fueron administradas por el obispo de Orihuela hasta el año 1841.

La desamortización supuso la expropiación forzosa de numerosas propiedades del clero, pero la firme postura de los ilicitanos evitó que los bienes propiedad de la Virgen fueran enajenados, aunque las disputas legales se sucedieron durante muchos años. Desde el año 1953, el legado de don Nicolás Caro es gestionado por el arcipreste de la iglesia de Santa María, el alcalde de Elche y un administrador.

El pequeño edificio popularmente conocido como el huevo, es la única construcción que queda de la exposición comarcal que se celebró en este lugar en 1946 y que fue el comienzo del ajardinamiento, trazado de caminos y construcción de elementos decorativos. Desde el año 2003, este edificio es el centro de recepción de visitantes. Mediante pantallas táctiles y una proyección audiovisual, se ofrece una completa introducción de la ciudad.

El parque, que ha sido testigo de los juegos de varias generaciones de niños ilicitanos, tiene varias construcciones como el palomar, de los años 80, que nos recuerda el nombre del antiguo huerto del Colomer, que en castellano significa palomar. De la misma época es el templete de música, elemento indispensable dada la gran tradición musical ilicitana, siendo esporádico escenario de los conciertos dominicales de la banda de música municipal Ciudad de Elche.

Del estanque parte la acequia mayor del pantano que divide el parque en dos y que movía la maquinaria del Molí Real, que es un molino maquilero del siglo XVIII. El operario cobraba la maquila por moler el grano, es decir, una parte de la harina obtenida.

El hort de Baix, con una cota inferior al parque municipal, limita con el río y con el hort del Xocolater, que acoge en Navidad el belén viviente, y en julio es escenario del Festival de Cine de Elche con proyecciones de cortometrajes al aire libre.

Al salir del parque pasamos junto a la Oficina Municipal de Turismo, que ocupa un original edificio de estilo orientalizante y que es un antiguo transformador eléctrico. La oficina que posee la Q de calidad turística, es un buen lugar de inicio para conocer la ciudad de Elche.



Комментировать