Подписаться на RSS
Museo del Palmeral Июн 08

El museo del Palmeral se encuentra en la casa del huerto de San Plácido, del siglo XIX, con dos edificios unidos por un pasadizo de madera. Alrededor de la palmera surgen oficios como el de la palma blanca, la recolección de frutos o los propios trabajos agrícolas que exige el palmeral, que la visita a este museo nos ayudará a comprender y valorar. El recorrido interior nos conduce en su primer espacio a la historia del palmeral, el segundo está dedicado a los huertos, el tercero al palmeral como patrimonio de la Humanidad y el último es un taller donde se puede ver cómo se trabaja la palma.

Elche es el primer productor mundial de palma, con aproximadamente 200.000 palmas lisas al año. Inmediatamente a la recolección comienza el trenzado de las palmas que adornaran balcones e iglesias de Elche y de otros muchos lugares del mundo por la festividad del Domingo de Ramos.

El trabajo de la palma blanca se consigue al encaperuzar las hojas de la palmera, de modo que al no recibir la luz solar se vuelven blancas. Las palmas se comercializan fundamentalmente para el Domingo de Ramos y pueden ser lisas o rizadas. Estas últimas son trabajadas a mano, obteniéndose adornos de gran belleza.

El trabajo de la palma blanca comienza a principios de año. El palmerero se encarama hasta la copa de la palmera con una cuerda de cáñamo o yute que rodea su cintura y el tronco. Las hojas de palma más jóvenes de las variedades de palmera macho ya que las hembras se reservan para recoger de ellas dátiles se agrupan y atan, de modo que la luz no penetre y no actúe la clorofila. En verano se encaperuzan los pináculos de palmas y es en enero, cerrando el ciclo que ha durado un año, cuando comienza la recolección que se extiende hasta los días previos a la Semana Santa. Llega luego el blanqueado con agua y lejía y su almacenamiento en cámaras con agua y azufre para conservar las palmas blancas en un estado optimo.

Merece la pena recorrer el huerto de San Plácido, con unos 15.000 m2 de superficie, más un millar de palmeras y otros cultivos habituales como olivos, algarrobos, naranjos, limoneros, granados y el chopo ilicitano, que es una especie endémica.



Комментировать